Yo me he llevado tu queso

Yo me he llevado tu queso

Al leer este titular, la mayoría tendrá en la memoria el conocido libro de gestión  empresarial “Quién se ha llevado mi queso” de Spencer Johnson. La historia narra el día a día de dos ratones, Fisgón y Escurridizo, y dos liliputienses, Kif y Kof. Los cuatros protagonistas pasan sus días corriendo por los pasillos de un laberinto en busca de queso, alimento del que dependen para nutrirse y ser felices. ¿Te suena la situación?

Tras una largo periodo de desencanto, acaban comprendiendo que deben de cambiar de actitud y salir a buscarlo a otro lugar. Crear nuevas oportunidades para encontrar “el nuevo queso”. Finalmente, lo hallan en otra habitación y por fin pueden nutrirse y ser felices.  Así es como va a acabar tu historia si puedes y sabes hacer los cambios oportunos en tu punto de venta. 

Quiero ilustrarte esta situación con un ejemplo cercano. Lo viví en primera persona este mes de septiembre. Me acerque con un colega al centro de Madrid. Nos dimos un paseo por Sol, pasando por la Plaza Mayor, llegando al Palacio Real y volviendo por Gran Via. La zona “0” a nivel turístico y comercial que ha dejado el Covid en la capital.  Un  60% de los establecimientos comerciales estaban cerrados. Y el 40% restante semi vacíos. Solo nos sentimos atraídos, entramos y consumimos en aquellos que tenían buena imagen. El que más nos llamó la atención fue un comercio especializado en la venta de quesos; “Quesos Cultivo”. Según nos dijo la persona que nos atendió, el Covid no les había perjudicado, de hecho habían notado un aumento en la facturación. Qué alegría nos dio escuchar esto! Qué placer fue sentir insitu todo el trabajo empresarial que hay detrás de una buena imagen y que confirma el estado de salud de ese comercio. 

Aquí van tres tips para reflexionar:

1. Una buena imagen siempre va acompañada de una buena estrategia

¿Si no tienes resuelta la trastienda, cómo vas a tener un buen escaparate? ¿si no conoces a tus clientes cómo vas a trasmitir la imagen que ellos desean? ¿si no conoces tu producto cómo vas presentarlo de la mejor forma posible? Estrategia implica decir que NO a muchas cosas, implica escoger un camino, implica caminar con coherencia. ¿Tienes claro tu camino? ¿Te has hecho las preguntas adecuadas? ¿Y pones todos tus recursos para ello? Ahora pregúntate ¿acompaña la imagen de tu comercio a tu estrategia empresarial? Quizás necesites alguien que te ayude a traducir de forma visual y experiencial tu nueva estrategia de negocio en tu espacio comercial.  

2. Una buena imagen trasmite salud y profesionalidad

Si te pones de parte del cliente, de quien recibe los mensajes, ¿que cliente hoy en día, con las circunstancias actuales y cantidad de opciones que tiene, va a elegir salir de casa para ir a un establecimiento que no tenga una buena imagen? ¿Quién quiere ir a un comercio con una imagen poco saludable?. ¿No buscamos todos buenas experiencias de compra? ¿No es acaso comprar una actividad que puede resultar estresante? Tenemos poco tiempo, y pocos recursos, piensen en nuestra salud, nuestro disfrute, sean profesionales! clama el consumidor a los cuatro vientos.  

3. Una buena imagen + trato familiar + producto especializado + servicio contemporáneo = el nuevo queso.  

¿Cómo puede un punto de venta competir con el concepto de “estantería infinita” que ofrece internet? Centrándonos con amor en lo pequeño, en el espacio limitado, en el trato personal y familiar, con una oferta especializada seleccionada con mucho criterio y cariño, y con un servicio contemporáneo que acompañe al cliente en su estilo de vida, a su casa, en su entorno, creando comunidad. Ahí está “el nuevo queso” 

Si sientes la llamada dentro de ti, ponte en contacto conmigo, será un placer andar juntos tu camino y poder decir : “Yo me he llevado tu queso” 😉

Prev glamping en mi terraza
Next Recetas de una farmacia de autor

Leave a comment